LOCAL COMERCIAL DESTINADO A GASTRONOMÍA CULTURAL

En esta reforma de un local, de nueva planta, que va a destinarse a un negocio de hostelería-gastronomía-ocio cultural algo diferente.
La idea era crear un espacio polivalente que se adaptara a los tres conceptos, ya que no se trataba de un restaurante, bar, o cafetería al uso. Había que conseguir un espacio identificable, pero de carácter diverso, que sirviese tanto para dar cursos de cocina o promover reuniones culinarias, como para celebrar reuniones, presentaciones, o ponencias, de diversa índole.
Tenía que tener una cocina que estuviese abierta al aforo y que también pudiese independizarse, para lo que se diseñaron unas puertas correderas acristaladas que cumpliesen la función. El concepto de barra también tenía que ser diferente, se optó por generar dos, una baja y otra alta, que darían más juego. El resto de la planta debería transformarse, según las necesidades, en un espacio diáfano. Para ello se diseñaron unas mesas cuyos tableros se desmontaban y se colocaban verticalmente, junto a las paredes, sobre unos soportes diseñados para mantenerlas en pie, con la particularidad añadida de que en esta posición servían de soporte para publicidad o de base de exposición para cuadros, fotografías etc. La estética tenia que ser atemporal, impersonal, donde todas las ideas y proyectos tuviesen cabida, pero creando una atmósfera particularmente intima y diferente que invitase a entrar.