CASA EN LA PLAYA DE ESTILO MINIMALISTA

De marcado estilo minimalista, destaca el carácter dinámico de la vivienda, con espacios diáfanos y comunicados que invitan a recorrerla. Abre al mar todas sus estancias a través de grandes ventanales. La ligereza de todos sus elementos y el estudio de la luz natural contribuyen a crear la sensación de espacio.
Las tres plantas con las que cuenta se comunican por medio de una escalera exenta con iluminación alojada en los extremos de los peldaños que proyectan y dirigen una luz cálida hacia las paredes que forman el cañón de la escalera, creando un agradable efecto óptico. Las maderas utilizadas son claras en su totalidad y las paredes se tiñen enteras de blanco para poder atrapar la luz.
El mobiliario está especialmente diseñado para cada estancia: armarios, cabeceros, mesillas, mueblebar y chimenea, aparadores o cómodas consiguiendo que todas ellas, en tándem con los revestimientos utilizados en solados y paramentos verticales, aporten coherencia a la vivienda y el carácter minimalista esté presente en el conjunto. Todo tiene su sitio, todo cumple una determinada función.